en Ciencia el 15 ago 2013

#DelFuturo: Dispositivos inalámbricos que operan sin fuente de energía

por Luis Arroyo

Backscatter top

Nuestra sección Del Futuro, se llena nuevamente con información que cautiva y nos hace pensar en el futuro de las cosas que conocemos. A medida en la que la tecnología toma gradualmente mayor relevancia en la vida de cada uno de nosotros, detalles tan minúsculos como un cable o recargar batería se vuelven cruciales, y es ahí donde ha surgido algo que podría revolucionar la forma en la que funcionan los dispositivos inalámbricos.

Investigadores de la Universidad de Washington desarrollaron un proyecto que los llevó a hacer operar un dispositivo inalámbrico que manda y recibe información sin necesidad de una fuente de energía convencional, y en lugar de tener una batería o un cable de corriente, este dispositivo transforma ondas radioeléctricas (TV, radio y Wi-Fi) en la energía que necesita para operar correctamente. Este tipo de tecnología ha sido definida como “retrodispersión ambiental“.

“Tradicionalmente, la comunicación inalámbrica se trataba de dispositivos que generaban señales de radio frecuencia…

…pero si tienes tantas señales a tu alrededor, de la TV, Wi-Fi y redes celulares, ¿por qué no usarlas?”   -Shyam Gollakota

Con esto, podríamos estar viendo el nacimiento de una revolución en la forma en la que se construyen los dispositivos inalámbricos y cómo se optimiza el uso de la energía. Shyam Gollakota, quien participa en el proyecto, cree junto con sus colegas que la tecnología puede tener diversas aplicaciones.

Captura de pantalla 2013-08-15 a la(s) 18.52.37

La comunicación entre los dispositivos se realiza en función de cómo absorben y reflejan las señales a su alrededor, a partir de una antena (del tipo que conocemos como “de conejo”) que se encarga de hacer las dos operaciones con apoyo directo de un transistor, para lograr que las dos piezas de la antena puedan intercambiar sus “estados”. Así, los dispositivos que se encuentren cercanos pueden detectarse entre sí y se comunican a través de un código binario.

Entre las pruebas que se hicieron a la tecnología, hubo una utilizando 2 dispositivos del tamaño de una tarjeta de crédito con antenas, que pudieron comunicarse entre ambas sin necesidad de energía, probando que puede tener utilidad para aplicaciones de transferencias de dinero electrónico sin necesidad de baterías o dispositivos intermedios.

La velocidad de transferencia de datos alcanzada durante las pruebas fue de 1 kb/s, que es más que suficiente para poder realizar comunicación básica como la que se contempla inicialmente en el desarrollo de esta tecnología. La energía utilizada, proviene de la recopilación que realiza la antena cuando está en modalidad de absorción de ondas radioeléctricas.

Backscatter1

El equipo de desarrollo aún se encuentra buscando varias mejoras a su proyecto para buscar que los dispositivos de retrodispersión ambiental lleguen a ser útiles en el día a día. El avance nos acerca un poco más a una realidad absoluta del llamado “Internet de las cosas”, ¿imaginas poder comunicar todo con este tipo de tecnología?

Y sí, por todo nos referimos hasta las cajas de cereales dentro de un centro comercial, o las llaves de tu casa…

Enlace: TechReview